sábado, 5 de junio de 2010

receta 25

Bueno, como lo prometido es deuda, aquí os dejo la receta que tenía intención de subir la semana pasada y que pospuse para hablar de la bonhomía.
AJOS TIERNOS CON BERBERECHOS
En una sartén con un poquito de aceite, echamos un trozo de puerro en rodajas finas y un trozo de cebolleta picadita. Rehogamos un poco y añadimos un buen manojo de ajetes cortados en rodajitas. Salpimentamos y dejamos que se vayan haciendo. Cuando están bien pochaditos, añadimos los berberechos de una lata bien escurridos y acabamos de rehogar todo junto.
Si queréis, podéis añadir parte del agua de los berberechos cuando se están haciendo los ajetes para potenciar el sabor “a mar” y luego ajustar de sal. También podéis prescindir del puerro y de la cebolla y hacer el plato todavía más sencillo y no por eso peor. Ya sabéis, cuestión de gustos y de imaginación.
Un plato rico y sorprendente, tanto si lo comemos tal cual como si le cascamos un huevo y hacemos un revuelto.
Probadlo y me contáis.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El lunes mismo pruebo esta receta con el revuelto de huevo; no es CRASTINACIÓN, incomprensiblemente no tengo ni una sola lata de berberechos en la despensa. Ya te comentaré.
Soy arnedano, por lo que se me supone saberlo todo sobre los ajos, pero no conocía esta receta. Me irá bien otra receta más a base de ajos para aliviar este maldito reuma que me persigue desde hace años.
Estuve a punto de escribirte acerca del termino buonhomía, hacía muchísimo que no leía este vocablo, la verdad es que por no pecar de sospechoso de adulador te iba a comentar que esta palabra entronca muy bien con “buenagente” como tú… esos buenos profesionales que desde vuestra dimensión médica, con su buen hacer, os dedicáis con sencillez y mesura a aliviar los dolores (incluso los físicos) de quienes tenemos la suerte de contactar con vosotros. Gente así no debierais pagar a hacienda ya que revertís salud a la humanidad y esto ahorra gasto público. Si nos conociéramos más, sabrías perfectamente que no te estoy haciendo la pelota. Sólo quiero expresarte gratitud de forma expresa (scripta manent).
Quedo a la espera de leer tu siguiente creación.
Un abrazo, Jq
Fdo.: Joaquín Moreno P.

Jose dijo...

Caray, Joaquín, para no estar haciéndome la pelota, casi consigues que me sonroje. Desde luego, comentarios así hacen que el ego de uno crezca unos cuantos centímetros... y eso se agradece y hay que decirlo a los cuatro vientos (verba volant)
En cuanto a lo de los ajos, todo es cuestión de llegar a casa dispuesto a preparar la cena, abrir el frigo y los armarios de la cocina, ver lo que tienes y pensar cómo mezclarlo... unas veces salen cosas ricas como esta y otras, platos para no repetir.
¡Ah! Y ya tienes escrita otra entrada para que puedas leer (y comentar, si te place).