sábado, 18 de diciembre de 2010

oraciones

Os dejo hoy, por si os apetece leer un ratito, unos fragmentos de un par de oraciones de Santo Tomás Moro en las que desde una perspectiva más "espiritual" quedan reflejados de alguna manera el sentido del humor y el positivismo que intento transmitir desde este blog. Espero que os gusten.


DAME, SEÑOR
Dame, Señor, un poco de sol, algo de trabajo y un poco de alegría.
Dame el pan de cada día, un poco de mantequilla, una buena digestión y algo para digerir.
Dame una manera de ser que ignore el aburrimiento, los lamentos y los suspiros.
No permitas que me preocupe demasiado por esta cosa embarazosa que soy yo.
Dame, Señor, la dosis de humor suficiente como para encontrar la felicidad en esta vida y ser provechoso para los demás.
Que siempre haya en mis labios una canción, una poesía o una historia para distraerme.
Enséñame a comprender los sufrimientos y a no ver en ellos una maldición.
Concédeme tener buen sentido, pues tengo mucha necesidad de él...


EL GUSTO DE VIVIR
Felices los que saben reírse de sí mismos, porque nunca terminarán de divertirse.
Felices los que saben distinguir una montaña de una piedrita, porque evitarán muchos inconvenientes.
Felices los que saben escuchar y callar porque aprenderán cosas nuevas.
Felices los que saben descansar y dormir sin buscar excusas porque llegarán a ser sabios.
Felices los que son lo suficientemente inteligentes como para no tomarse en serio porque serán apreciados por quienes los rodean.
Felices los que están atentos a las necesidades de los demás, sin sentirse indispensables, porque serán distribuidores de alegría.
Felices los que saben mirar con seriedad las pequeñas cosas y con tranquilidad las cosas grandes porque irán lejos en la vida.
Felices los que saben apreciar una sonrisa y olvidar un desprecio porque su camino será pleno de sol....


Y digo yo: AMÉN